top of page

New concepts and design ideas

Public·46 Engineers
Woldemar Nikonov
Woldemar Nikonov

Defensa Siciliana Variante Rossolimo Pdf 18


En ajedrez, se llama defensa siciliana a la apertura que resulta después de las jugadas iniciales 1.e4 c5. Debido a que las blancas abren el juego con el peón de rey y las negras no contestan con la misma jugada, se la considera una apertura semiabierta. Sigue siendo popular entre nuestros días: es una defensa activa para jugar contra el peón de rey, es menos rocosa y en sí evita otras líneas como por ejemplo la francesa o caro kann.




Defensa Siciliana Variante Rossolimo Pdf 18


DOWNLOAD: https://www.google.com/url?q=https%3A%2F%2Fjinyurl.com%2F2u41Ww&sa=D&sntz=1&usg=AOvVaw0OPocKnrWMXmn5BGL7qBfu



La defensa siciliana debe su nombre al hecho de que en el siglo XVIII Jacob Henry Sarratt divulgase que el inventor de la defensa era un sacerdote italiano llamado Pietro Carrera. Se la consideró una defensa menor hasta que Luis Carlos de la Bourdonnais la empleó con éxito en su encuentro contra Alexander McDonnell en 1834. Su espaldarazo definitivo lo obtuvo de los grandes campeones de la segunda mitad del siglo XX.


Goza de un gran prestigio entre los jugadores de cualquier nivel debido a su carácter agresivo, a la flexibilidad de las posiciones que otorga y, de manera significativa, al hecho de haber sido adoptada por varios campeones mundiales. Las diferentes modalidades de esta defensa dan origen a heterogéneos planes de ataque y contraataque, de ahí que la defensa en sí haya sido subdividida siguiendo la historia de su riqueza conceptual y de los jugadores más famosos que la han popularizado, o incluso, de los lugares en que por primera vez apareció alguna idea relacionada. Se encuentran así la variante del dragón, la Paulsen, la Najdorf, la Scheveningen, la Sveshnikov (que algunos llaman la Pelikan), entre otras.


La idea principal de la defensa siciliana es, por parte de las negras, contraatacar en el centro del tablero con un peón lateral desde la primera jugada. De esta manera, si las blancas quieren recuperar el dominio de la casilla d4, deberán realizar el cambio con el peón central de dama, cosa que suele ocurrir en muchísimas de las variantes abiertas de esta defensa.


Quizá 2.... d6 sea la forma más correcta de plantear la defensa siciliana. La línea 3.d4 cxd4 4.Cxd4 está considerada la mejor para las blancas, y es de la que se desprenden las grandes variantes de la Siciliana. No obstante, jugadas como 3. Ab5+!? o 3. Ac4!? también se ven en muchas ocasiones, tanto a nivel de aficionado como entre maestros. De hecho, según Rybka 4, las blancas tienen una importante y duradera ventaja tras 3. Ac4, dejando la ruptura d4 para el futuro. A 1.e4 c5 2.Cf3 d6 sigue


Esta es la forma más típica de plantear la defensa siciliana. Para evitar que derive en una dragón, lo mejor es entrar en la variante Richter-Rauzer y estudiar bien la respuesta del oponente, aunque ésta presenta muchos peligros y es posible que con ella las negras terminen con buen juego. La variante consiste en 1.e4 c5 2.Cf3 y el negro tiene dos continuaciones:


La variante Scheveningen es, quizás, la línea principal de la defensa siciliana. Además, en el orden en que aquí se presentan, y a pesar de que se llega a dicha variante en la jugada 5, es relativamente fácil alcanzar esta posición.


Se trata de una variante aguda con la que negras pretenden asegurar la defensa de su rey, aunque para colocar el alfil defensor en g7 deberán realizar el avance g7-g6, lo que debilitará su estructura de peones y permitirá al blanco obtener igualmente un fuerte ataque mediante el contacto a través de la columna h (h2-h4-h5, combinado con el enroque largo). Está caracterizada por las jugadas: 1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 Ésta sería la variante principal con la que negras preparan el fianchetto de su alfil de negras en g7 y posteriormente el enroque.


Seguramente, la forma más popular de jugar la defensa siciliana. Mantiene elástica la situación de sus piezas sin definir la situación de sus peones centrales, los cuales serán ubicados en función de las casillas que ocupen las figuras blancas.


La variante Najdorf es una de las formas más agudas de jugar la defensa siciliana. Tiene muchísimos partidarios, entre ellos algunos de los mejores ajedrecistas de la historia, como Fischer (quien dijo en una ocasión que la siciliana fue su primer amor) o Kasparov, entre muchos otros. Su nombre se debe al GM polaco-argentino Miguel Najdorf. La jugada 5.... a6 es muy flexible. Retrasa la definición de los peones centrales, evita el salto del caballo a b5 e inicia el ataque en el flanco de la dama. Este retraso de los peones centrales permite a las blancas organizar fuertes ataques, pero las posibilidades de defensa son buenas, y las del posterior contraataque aún mejores. En general, las negras buscarán sus oportunidades por el flanco de dama, intentando controlar la columna "c" y presionando fuertemente el peón blanco de e4. Es una variante que aún está por investigar a fondo, pues consta de variantes muy agudas y complejas. Hasta los años ochenta, lo común era combatir la Najdorf mediante las líneas clásicas o el ataque moderno (similar al que se da en la Scheveningen). En la variante clásica, las blancas juegan con Ae2 e intentan lanzar un ataque a la bayoneta en el flanco de rey tras enrocarse en corto y, generalmente, una profiláctica Rh1 (para evitar, por ejemplo, jugadas desagradables del estilo ...Db6+). En el ataque moderno (muy de moda sobre todo en tiempos de Fischer), las blancas juegan inmediatamente Ag5, dando lugar a algunas líneas muy peculiares, como la variante Polugayesvky o la Gotemburgo (más conocida como variante del peón envenenado). En años más recientes, se ha venido jugando el ataque inglés, que sustituye la clásica jugada blanca de f4 por f3: el objetivo es evidente, apoyar el estresado peón blanco en e4 y el avance g4, que es parte del plan de apertura; efectivamente, el ataque a la bayoneta es parte importante de este ataque, pero esta vez enrocando en largo. A la variante de Najdorf se llega con 1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 a lo que puede seguir


En este texto explicaremos una de las opciones contra la defensa siciliana. Pero antes cabe mencionar que la defensa siciliana es una de las aperturas más jugadas contra el peón de rey, la cual algunos autores consideran que se juega en el 25% de las partidas de torneo. Por ello, tanto el jugador de blancas como el de negras debe considerarla como una alternativa interesante, o como un peligro que pronto afrontará.


El sistema cerrado es una variante en la defensa siciliana que se plantea tras las siguientes jugadas iniciales: 1.e4 c5 2. Cc3 Cc6 3. g3 g6 4. Ag2 Ag7 5. d3 d6 6. f4 e6 7. Cf3 Cge7 8. 0-0 0-0 9. Ae3 (la cual es la línea principal). Con esta variante tendrás la garantía de no tener que memorizar extensas líneas, sino que podrás aprender conceptos nuevos, interesantes, que posteriormente podrás aplicar sin miedo a caer en las trampas teóricas tan habituales en esta defensa. Esta variante no es tan antigua como las propias variantes abiertas